Cómo proteger la madera de exteriores

16 de Noviembre de 2009 0 comentarios

La madera, si bien es lo más popular que existe cuando se trata de materiales de muebles de exterior, debe ser protegida a través de simples pasos de mantenimiento

No hay material mejor para construir pisos y muebles de jardín como la madera. No sólo aporta un toque clásico y rústico sino que, bien cuidada, es muy resistente e ideal para la intemperie.

La madera es muy susceptible a los rayos del sol, porque transforma su color natural, la desgasta hasta parecer gris. Lo mismo hacen las lluvias potentes, ya que aumentan la humedad.

Es muy común que los muebles de madera, al igual que las plantas, desarrollen diversas plagas. Los hongos son uno de los enemigos más importantes. Si los muebles no se protegen contra la lluvia y la humedad, es probable que se terminen arruinando. Por ende, es un error creer que la madera aguanta estos factores sin necesidad de algún tipo de refugio casual.

Existen tipos de madera que son mucho más resistentes que otros. Esto se produce porque algunas clases tienen más resina. Es por esto que los precios en el mercado varían, porque la calidad no es la misma. Los materiales más recomendables son la teca o el palo de hierro. El roble, el castaño y el cedro también son resistentes. Por otro lado, el arce o la madera balsa no duran casi nada, son muy sensibles y frágiles.

La mejor forma de proteger las maderas exteriores está en el mercado. Actualmente existen infinidad de productos que son muy útiles, se pueden aplicar en todo tipo de muebles y superficies, muchos de ellos son ecológicos, son inodoros y algunos proveen una protección casi a largo plazo.

La forma más fácil de aplicar los productos es con una brocha. Es importante tener en cuenta que, antes de colocar la protección, el mueble o superficie debe ser preparado, para no arruinar su calidad.

Con una lija, se pasa por todo el lugar, alisando el material. La principal función de esta actividad es eliminar el barniz o la pintura que se haya colocado con anterioridad. Si se coloca un producto sobre el mueble pintado o barnizado, la protección no tendrá efecto, los componentes desaparecerán sin ayudar a la superficie. Si no se quiere usar una lija, porque da mucho trabajo, se pueden usar sustancias químicas, pero no son muy recomendadas por ser muy potentes.

El principal componente de estos productos es el aceite, es el mejor aliado de la madera, lo nutre y humecta de manera importante. Cualquier mercado tiene suministros de estos productos, las marcas más importantes son fáciles de encontrar y muy accesibles al bolsillo y la experiencia personal de cada uno.

Lo importante es reservar un poco de tiempo para tratar la madera y protegerla. Esto ahorra muchos dolores de cabeza futuros y los muebles durarán más tiempo viéndose impecables.

¿Dónde encontrar protección para maderas en exteriores?

Búsquedas Recientes:

como proteger madera en exterior

Comentarios